La DGT, en su respuesta a la consulta vinculante V-2253-18 de 26 de julio de 2018, acepta como motivos económicamente válidos para acoger una operación de reestructuración a los beneficios fiscales de la Ley del IS, el objetivo de “la finalidad de minimizar el riesgo por Brexit ante la incertidumbre causada sobre la futura relación entre la UE y el Reino Unido, evitar la falta de claridad en relación al marco legal aplicable así como proporcionar la flexibilidad necesaria para asegurar que, tras el Brexit, el grupo será capaz de prestar servicios a sus clientes de manera coherente y flexible por toda Europa”.