La DGT, en su reciente consulta vinculante V1983-20, de 17/6/2020, se pronuncia sobre los efectos del COVID-19 en la residencia fiscal de las personas físicas y confirma que los días que una persona física ha permanecido en nuestro país con motivo del estado de alarma, computan a efectos del criterio de permanencia de los 183 días. Criterio ciertamente restrictivo, que no atiende a causas de fuerza mayor y desoye las recomendaciones de la OCDE.

Con este Flash Fiscal nos despedimos hasta septiembre, esperando que todos podamos pasar un buen y seguro agosto, y con el deseo de recuperar pronto aquello que el Covid-19 se empeña en quitarnos.