Una de las medidas fiscales que probablemente se aprobará en 2020 es la de limitar en el Impuesto sobre Sociedades la exención del 100% de los dividendos percibidos.

El Proyecto de Ley de Presupuestos que se publicó en el boletín del Congreso de los Diputados el 16 de enero de 2019 modifica el artículo 21.1 de la Ley 27/2014 del Impuesto sobre Sociedades y establece que el importe exento será el 95% de los dividendos, resultante de minorar tales dividendos en los gastos de gestión relativos a la participación, fijados en el 5%.

Si finalmente esta medida se aprueba y entra en vigor, los dividendos dejarán de estar exentos y su tributación efectiva será del 1,25% (5% x 25%). Dicha tributación afectará también a los dividendos distribuidos entre sociedades que tributan en el régimen de consolidación fiscal.

A la vista de lo anterior, en aquellos casos en los que exista una previsión de repartir dividendos en el ejercicio 2020, resultará recomendable anticipar su distribución dentro del 2019.

Si consideráis que tiene sentido analizar más en profundidad este tema en los últimos días del año no dudéis en poneros en contacto.