La DGT, en su consulta vinculante V0952-18 de 11/4/18, analiza un caso de divorcio de un matrimonio casado en régimen de separación de bienes, en el que la mujer se adjudica la vivienda de menor valor, junto con el crédito pendiente que la grava, y el marido se adjudica la vivienda de mayor valor, teniendo que compensar a la mujer por la diferencia de valor.

En el ámbito de la imposición de ITP y AJD, se producen dos convenciones distintas: (i) por un lado, la disolución del condominio, que no estará sujeta a Transmisiones Patrimoniales Onerosas, sino al 1,5% de AJD sobre el valor declarado; (ii) y, por otro lado, el exceso de adjudicación, también sujeto al 1,5% de AJD por el valor del exceso, siendo la mujer el sujeto pasivo. Es decir, según este criterio, se está tributando dos veces por el mismo concepto (AJD).

Y en el IRPF ambos cónyuges obtienen una ganancia patrimonial sujeta a tributación en el IRPF.