En la consulta vinculante V3178-19, de 14/11/2019, el caso analizado por la DGT es el de una persona física residente en Gibraltar y propietario del 100% de las participaciones de una sociedad gibraltareña, que a su vez tiene el 100% de una sociedad española, cuyo único activo es un bien inmueble de carácter residencial localizado en España y a disposición de aquella persona física.

Y la DGT concluye que al no ser titular de bienes o derechos situados o ejercitables en territorio español, la persona física residente en Gibraltar NO está sujeta al Impuesto sobre el Patrimonio español.

Este criterio contradice lo manifestado hace años por la DGT en su consulta vinculante V4968-16, de 16/11/2016, en la que defendía la sujeción al IP de las participaciones indirectas.