El Gobierno de la Generalitat de Catalunya ha aprobado, con la Ley 5/2020 de 29 de abril, un incremento sustancial del Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones, destacando los siguientes cambios:

  • Se introducen los coeficientes multiplicadores por patrimonio preexistente a los Grupos I y II.
  • Se reduce la bonificación en la cuota tributaria aplicable al ISD para los Grupos I y II de forma progresiva.
  • Se elimina la posibilidad de aplicar la bonificación en cuota en caso de aplicar alguna de las reducciones previstas en la normativa (p.ej. la de empresa familiar), excepto la reducción de la vivienda habitual del causante, que son compatibles entre sí.

Estos cambios aplicarán a los fallecimientos acontecidos a partir del 1 de mayo, así como a las donaciones formalizadas a partir de esta misma fecha.