La Audiencia Nacional, en su sentencia de 19/2/2020, además de pronunciarse sobre la aplicación de la exención del art. 7.º p) de la Ley IRPF para los consejeros de administración, dictamina que no procede considerar exentas las indemnizaciones satisfechas a una serie de empleados (hasta seis) por «despido improcedente», al no acreditarse que tales indemnizaciones retribuyan la pérdida forzosa del puesto de trabajo. En particular, la Audiencia Nacional considera que «la edad avanzada de los trabajadores y la aceptación por parte de estos de una indemnización inferior a la legalmente establecida son indicios suficientes para determinar que los despidos fueron pactados, en contra de lo declarado en el acto de conciliación o en la carta de despido».

Esta sentencia alude a la sentencia del Tribunal Supremo de 22/3/2012, que apunta en la misma línea, y de la que ya informamos en nuestros Flashes Fiscales.