Como sabes, el pasado jueves el Tribunal Supremo, en su Sentencia de 16 de octubre de 2018, modificó la doctrina que venía aplicando hasta el momento en relación con quien ostenta la condición de sujeto pasivo del Impuesto sobre AJD en las escrituras de préstamos hipotecarios, atribuyendo dicha condición al prestamista -en general, los bancos-.

Sorprendentemente, y como conocerás por la prensa debido a su impacto mediático, al día siguiente de la publicación de la Sentencia, el Presidente de la Sala Tercera del TS emitió una nota informativa suspendiendo los señalamientos de los recursos de objeto similar, y avocando al Pleno de la Sala el conocimiento de alguno de dichos recursos pendientes, con el fin de decidir si se mantiene o no el cambio de criterio.

Ayer lunes, el Presidente del Alto Tribunal mantuvo una reunión con el Vicepresidente del Tribunal, el Presidente de la Salta Tercera y los Magistrados que forman su Sección Segunda, y emitió un nuevo comunicado en el que ponía de manifiesto que la sentencia evacuada por la Sección es firme y no susceptible de revisión, si bien, el Pleno de la Sala Tercera, se reunirá el 5 de noviembre y decidirá sobre la confirmación o no del giro jurisprudencial.

Recomendamos, por tanto, esperar a lo que acuerde el Pleno de la Sala en esa próxima reunión, salvo en aquellas situaciones en que pudiera producirse la prescripción, en cuyo caso, nuestro consejo es que se presente solicitud de devolución de ingresos indebidos ante la Administración Tributaria Autonómica donde radique el Registro en el que se habría procedido a la inscripción de la escritura en cuestión.