La DGT, en su consulta vinculante V2932, de 23/10/19, ha entendido que, en un contrato de ejecución de obras en el que el contratista repercutió IVA cuando correspondía aplicar la inversión del sujeto pasivo (ISP), pero no lo hizo porque el promotor no le comunicó que se cumplían los requisitos para dicha ISP, el IVA no es deducible, y el único medio para «recuperarlo» es a través de la rectificación de la factura del contratista.

Es decir, la DGT descarta que se pueda reclamar el IVA repercutido por la vía de la solicitud de ingresos indebidos en tanto el contratista, sin estar informado por el promotor, «aplicó correctamente las normas vigentes en el momento del devengo de la operación».