La DGT, en su consulta vinculante V2728-19, de 7/10/19, ante la pregunta planteada por una compañía que, por motivos prácticos y para poder llevar una contabilización ágil de los gastos, solicita a sus empleados que realicen una fotografía del justificante del gasto y la envíen a la central, ha considerado que la fotografía digital enviada por el empleado es suficiente para permitir la deducibilidad de las cuotas del IVA soportadas siempre que se garantice la autenticidad del origen, la integridad del contenido y la legibilidad de las facturas, ya sean en papel o en formato electrónico durante todo el período de conservación de las mismas.