Frente a la postura mayoritaria defendida hasta el momento (motivada por la actuación de la Inspección de Trabajo que inició una cruzada en orden a verificar el cumplimiento de los sistemas de registro de la jornada laboral), el pasado 23 de marzo el Tribunal Supremo dictó una resolución (a la que puedes acceder a través del siguiente enlace) que aclara que la única obligación al respecto consiste en el deber de llevanza de un registro de las horas extraordinarias, sin que sea extensible a la jornada completa, y sin que, por ende, sea sancionable la ausencia de establecimiento de sistema alguno.

Si estás interesado en este tema, nuestra abogada laboralista Saioa Pérez estará encantada de responder a tus cuestiones.