El próximo 30 de noviembre finaliza el plazo para poder optar por el “Régimen de diferimiento del IVA a la importación”, con efectos a partir del 1 de enero de 2020, mediante la presentación de la declaración censal modelo 036.

Este régimen permite pagar las cuotas de IVA a la importación a través de la declaración mensual del IVA (modelos 303 o 322) en lugar de tener que liquidar el IVA ante la Aduana a través del modelo 031.

Con la inclusión en dicho régimen las empresas obtienen una ventaja financiera significativa al no tener que anticipar las cuotas ante la Aduana.

Para poder ejercitar la opción, es necesario que se presenten declaraciones de IVA con periodicidad mensual y se esté incluido en el SII.