El pasado sábado se publicó en el BOE el Real Decreto 463/2020, de 14 de marzo, por el que se declara el estado de alarma para la gestión de la situación de crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19.

Dicho Real Decreto establece, en sus disposiciones transitorias Segunda, Tercera y Cuarta, la suspensión de los plazos procesales para todos los órdenes jurisdiccionales, la suspensión de los plazos administrativos, y de los plazos de prescripción y caducidad.

Todos estos plazos quedan suspendidos durante el plazo de vigencia del estado de alarma y, en su caso, de las prórrogas que se adoptaren, y el cómputo de los mismos se reanudará en el momento en que pierda vigencia el Real Decreto o, en su caso, sus prórrogas.

En base a lo anterior, todos los plazos en procedimientos seguidos ante la Agencia Tributaria deben considerarse también suspendidos desde el pasado sábado. El cómputo de estos plazos se reanudará en la fecha en que este Real Decreto deje de estar vigente.

Por último, comentar que hoy mismo se ha anunciado el cierre temporal de las oficinas de la AEAT durante el período de vigencia del estado de alarma, y que se está tramitando una norma legal que establezca la ampliación de los plazos para realizar trámites tributarios.