El Tribunal Supremo, en sentencia de 30 de noviembre de 2020, ha dictaminado que el cómputo del plazo de prescripción de 4 años en los supuestos de donaciones acreditadas mediante transferencias bancarias se inicia el día siguiente al transcurso de los 30 días hábiles posteriores a la fecha en que consta en dichos apuntes que fueron efectuadas las referidas transferencias, y no a partir de la fecha en que la Administración tributaria tenga conocimiento de las mismas.