El TEAC, en su resolución de 27 de octubre de 2020, reiterando el criterio de su resolución de 24 de septiembre del mismo año, considera que no pueden considerarse como ampliaciones o mejoras de inmuebles, a efectos del cálculo de la ganancia patrimonial generada por su transmisión, los costes que constituyen sustituciones por la obsolescencia o deterioro del elemento necesarios para el mantenimiento del uso y eficiencia del inmueble. En esta resolución se dan muchos ejemplos de qué obras no se consideran como ampliación o mejora.