Según la resolución del TEAC de 22/2/2021, los efectos de la declaración de inconstitucionalidad del Real Decreto-ley 2/2016 se extienden a los pagos fraccionados efectuados de conformidad con la norma declarada inconstitucional, esto es, a los ejercicios 2016 y 2017, pero no a los efectuados según las redacciones introducidas con posterioridad.

En base a este criterio, el TEAC desestima la solicitud de la rectificación de su autoliquidación correspondiente al segundo pago fraccionado a cuenta del IS del ejercicio 2019 presentada por una gran empresa.

Está claro que no es competencia del TEAC decidir sobre la legalidad de las disposiciones tributarias de carácter general, por lo que habrá que esperar si la inconstitucionalidad, tanto de los pagos fraccionados de los ejercicios posteriores al 2017 así como respecto a los cambios introducidos por el RD-ley 3/2016 y la Ley 6/2018 (BINs, reversión de las pérdidas por deterioro,…), llega finalmente a la mesa del TC.