La DGT, a través de su consulta vinculante V3529-20, de 10/12/20, ha considerado que la entrega por parte de la matriz extranjera a empleados de su filial española de acciones de la matriz a un precio inferior a su valor de mercado constituye gasto deducible en el IS de la sociedad dependiente española en el ejercicio en que se produzca la entrega de las acciones de la sociedad matriz. Este criterio se basa en la consulta 7 del BOICAC nº75, de septiembre de 2008.