El Tribunal Supremo, en su sentencia de 30 de marzo de 2021, ha fijado como doctrina en un recurso de casación que el plazo para la presentación de la solicitud de devolución de las cuotas de IVA soportado por entidades no establecidas, establecido en el artículo 31.4 del Reglamento del IVA, es un plazo de caducidad que impide obtener la devolución de las cuotas soportadas una vez trascurrido el mismo.