Finalmente, después de unos meses de espera, el viernes pasado se publicó en el BOE el Real Decreto-ley 7/2021 por el que se trasponen al ordenamiento jurídico español, con efectos a partir del 1 de julio de 2021, las Directivas 2017/2455 y 2019/1995 que regulan el tratamiento del IVA en el comercio electrónico, para que tribute en el país de destino.

En particular, según la nueva normativa, las ventas de bienes y prestaciones de servicios contratadas ‘on line’ por consumidores comunitarios y que son enviados o prestados por empresarios desde otro Estado miembro o un país tercero quedan sujetas al IVA en el Estado miembro de llegada de la mercancía o de establecimiento del destinatario, por lo que consolidan la generalización del principio de tributación en destino en las operaciones transfronterizas en el IVA.

La regulación es ciertamente compleja, por lo que nos ponemos a tu disposición para cualquier aclaración sobre la misma.